Soy cordobés y politólogo de la Universidad Católica de Córdoba. Hice el master en Políticas Públicas del Instituto Di Tella (todo excepto tesis). Vivo en la ciudad de Buenos Aires desde 1993, o sea, cordobés y porteño mitad y mitad. En la faz laboral, tengo una amplia trayectoria en la provincia de Buenos Aires como Director del Grupo Banco Provincia, Provincia NET y Subdirector de Vínculos Institucionales y Comunicación de la Agencia de Recaudación ARBA, además de un pasado más remoto en la Comisión Nacional de Comercio Exterior del Ministerio de Economía de la Nación y en el Instituto de Estadística de la Industria de la Construcción.

landscape-los-penitentes-chile_7062998771_o

Este blog y mis colaboraciones periodísticas reflejan mi métier actual de analista político que integro con mis otras actividades principales: el asesoramiento a líderes políticos, empresariales, así como la consultoría estratégica. De igual modo, con una cantidad de inquietudes personales y hobbies que también alimentan mi tarea profesional y forma parte del cúmulo de relaciones personales que cultivé a lo largo de estos años. Leer, escuchar música, tomar fotografías, editar videos, jugar golf, correr, andar en moto, ver cine/teatro, esquiar y jugar/ver fútbol. Al igual que viajar, algo que hice mucho a partir de mi propia actividad profesional. Sin ir más lejos, al medio oeste de Estados Unidos en vísperas de las presidenciales de 2016, donde estudié el fenómeno Trump en los estados del “cinturón oxidado” que serían decisivos para su batacazo electoral, Make America Great Again.

Hace un tiempo, alguien me preguntó “¿qué es la consultoría estratégica?”. Jacques Attali decía hace unos días en un reportaje en La Nación, “muchos políticos buscan cómo llegar hasta la próxima elección y confían en que después de las urnas se encontrará una solución”. La consultoría estratégica se trata de eso, de ayudar a líderes políticos o empresariales, a mirar más allá de la próxima elección, del día a día. En definitiva, para aquellos que indagan acerca de su natural de deseo, de crecer, de expandirse. ¿Quedar en los libros de historia? ¿Ponerle un nombre a una avenida? ¿Ser el tipo más rico sobre la faz de la tierra? ¿Legar un futuro mejor para sus descendientes? Trabajar sobre la dimensión estratégica del liderazgo, alinear objetivos, acciones y recursos, aquello que parece sencillo en las palabras, pero donde abundan historias de fracasos y frustraciones.